La Copa América de Vela apunta de nuevo a Valencia

Back to Blog

La Copa América de Vela apunta de nuevo a Valencia

El equipo de Nueva Zelanda, defensor del título, llega a España en los próximos días para negociar con el Gobierno de Pedro Sánchez si España se convierte en sede de la mayor competición de vela en 2024. El escollo es quién costea los 30 millones de canon y los 40 de organización

La Copa América de Vela puede volver a aguas españolas en 2024, en concreto, a las de Valencia. El Gobierno de Pedro Sánchez va a tener sobre la mesa la posibilidad de que España acoja por tercera vez la mayor competición mundial de vela. Así se lo va a ofrecer el representante del Team New Zealand, actual campeón y organizador, Grant Dalton, que podría mantener reuniones en los próximos días con representantes de la Administración del Estado. El objetivo es conseguir un acuerdo económico que zanje una ‘subasta’ en la que llevan meses y permita anunciar el próximo 17 de noviembre dónde se celebrará la 37 edición de la competición.

Históricamente la Copa América se disputada en aguas del club náutico que sustenta al equipo vencedor de la anterior edición, el llamado defender, que es desafiado por el resto de sindicatos. Ese orden se alteró en 2007 en Valencia. El ganador, los suizos del Alinghi, no tenían mar e hicieron una selección entre ciudades de la que resultó especialmente beneficiosa y marcó el futuro de la competición.

El Team New Zealand anda ahora inmerso en esa ‘subasta’. Con la sede de Auckland en el aire, la casa del Royal New Zealand Yacht Squadron, debido a la crisis generada por la pandemia de Covid, que ha mermado el turismo en el hemisferio sur y complica la inversión de patrocinadores en el evento. Su destino ideal era Europa, con una explotación comercial mayor para el cliente de lujo que acompaña a esta competición. Por el camino también se puede quedar Yedda (Arabia Saudí) debido a las restricciones que imperan en el país. Cook, en Irlanda, era una opción con peso, hasta que su gobierno se rompió en bloque por la inversión necesaria para crear la infraestructura que soporte el evento: 400 millones de euros. Y en esas ha resucitado Valencia.

El Real Club Náutico de Valencia armó una candidatura, pero tuvo que retirarse. Niccolò Porzio di Camporotondo(fundador de H2O Riders Science & Management), Alejandro Fliquete y Carlos de Beltrán (presidente y gerente del RCN Valencia respectivamente) y Antonio Alquezar (socio de Redstone Advisory Partners), no encontraron el apoyo institucional necesario para consolidar su candidatura. Necesitaban 30 millones de euros para pagar el canon exigido por los neozelandeses y alrededor de 40 millones más para la organización de las regatas previas durante los próximos años y la instalación de bases provisionales desmontables para los equipos desafiantes, que calculan que podría ser alrededor de media docena.

El Ayuntamiento de Valencia les cerró las puertas y en la Generalitat se estimó que la propuesta no tenía el suficiente sustento. Sin embargo, esas sensibilidades han cambiado. La razón es que la opción de traer la Copa América a España sigue viva, pero esta vez a la puerta a la que llaman es la de Pedro Sánchez.

Articulo publicado aqui

Share this post

Back to Blog