Nacionalidad española: ¿en camino hacia una nueva ley para los descendientes?

Back to Blog

Nacionalidad española: ¿en camino hacia una nueva ley para los descendientes?

Los acuerdos del nuevo gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos podrían permitir un gran cambio en la adquisición de la nacionalidad española.

 

De hecho, en este acuerdo, aparece una medida para reconocer la nacionalidad a las personas cuyos padres son españoles y nacidos al extranjero. La idea es ofrecer la posibilidad a cualquier descendiente de un español (hijo o nieto), en el caso en que uno de los padres naciera en el extranjero y tenga la nacionalidad del país de nacimiento, darle la posibilidad de pedir la nacionalidad española.

 

Aunque la propuesta plantee preguntas, el texto enuncia claramente esto: “La nacionalidad española será reconocida a las personas cuyos padres son españoles nacidos en el extranjero en cualquier momento. Estas personas podrán elegir la nacionalidad española si su madre, su padre, sus abuelas o sus abuelos adquieren la nacionalidad del país de acogida. A eso se añade igualmente casos especiales, como por ejemplo los que perdieron su nacionalidad en exilo a causa de la guerra civil y de la dictadura, que serán reconocidos para pagar una deuda histórica”.

 

Este texto es interesante porque muchos descendientes españoles se beneficiarán de esta ley: por ejemplo, los que viven en Francia están preocupados pero no tienen  problemas con la visa, mientras que los que viven afuera de la Unión Europea están enfrentados a la barrera que crea la visa que les impide a menudo a instalarse en España. Solo en Cuba, estimamos que 150.000 personas tendrán el derecho de obtener la nacionalidad gracias a sus ascendientes españoles.

 

El texto se parece a la famosa” Ley de Nietos y bisnietos” que había sido presentada al Congreso, pero que fue disuelta por nuevas elecciones.

Si se aprueba, el nuevo texto tendrá que hacer frente a muchas preguntas como los medios humanos y materiales que habría que desplegar mientras que la administración encargada de las solicitudes de nacionalidad ya está paralizada por la afluencia de registros.

 

Laurence Lemoine

 

 

Share this post

Back to Blog