Carta al coronavirus…

Back to Blog

Carta al coronavirus…

Estimado coronavirus,

Te escribo esta carta, porque, como cualquier confinada que se precie, estoy teniendo mucho tiempo libre y, eso te lo debo a ti. Y aunque no te pedía tanto, te doy las gracias. Pero también quería decirte dos o tres cositas y, de paso, hacerte unas preguntas.
Ya llevo 6 semanas en modo «arresto domiciliario, y debo confesarte que después de los 30 primeros días de prueba, ya quería darme de baja y cancelar mi suscripción, pero no hubo manera. Incluso me parece que, sin quererlo, tendremos la versión «Premium», que es un pack impresionante: más semanas de confinamiento y el «Full-Option» de los problemas económicos, sociales, políticos y financieros… Bueno, como el Gordo del Sorteo de Navidad pero al revés…
En un plis plas te has hecho, ni más ni menos, dueño de nuestras vidas y del destino de la humanidad. ¡Qué se dice pronto! No te conocíamos hasta hace nada y ahora sólo pensamos en tí (suena romántico ¿verdad?), hablamos de ti y, peor, dependemos de ti.
Al mismo tiempo sabemos poco de tí. Sinceramente, a estas alturas, casi me da igual saber si eres fruto de una mala manipulación en aquel laboratorio de Wuhan o de un organismo natural que ha venido a demostrarnos lo vulnerable que somos.No sé, ¿Igual querías recordarnos, por si acaso, que el Hombre no domina ni la Naturaleza, ni el Mundo, ni su propio destino? ¿Que nos hemos pasado un poco con la globalización, el planeta, los animales y con nuestro afán de consumo? ¿Vienes a dar un frenazo a todo eso ? Por lo visto sí, y a priori, lo estás consiguiendo.
De verdad te lo digo, si tuviera la certeza total de que tu irrupción en nuestras vidas cambiará el Mundo para bien, no tendría problema contigo. Lo que pasa es que estoy dudando y no sé si el mundo postcoronavirus estará mejor o peor. No lo sé. Puede que sea una mezcla de las dos cosas y que no sea ni mejor ni peor, sólo diferente.
Eso sí, la certeza que tengo es que viviremos en un mundo de incertidumbres brutales. El resto son sólo preguntas, dudas e hipótesis. Pero te digo una cosa: es verdad que nuestro Mundo de antes no era perfecto, se podían mejorar muchas cosas, es cierto, pero a mí me gustaba a pesar de todo y el Nuevo Mundo que se está dibujando no estoy segura de que nos vaya a gustar mucho más. No tengo claro que esos problemas generados por tu llegada vayan a hacer que vivamos en un mundo más seguro, más responsable, más generoso y más respetuoso con los seres vivos (incluídos los Humanos) y con el planeta.
Pero como nací Optimista y de ascendente Positiva (es lo que tiene nacer en abril), quiero pensar que esa situación extrema que nos toca vivir despertará como nunca lo mejor de cada uno y que, colectivamente, sabremos reconstruir un Mundo más acogedor y agradable para todos. En realidad, ésta es la única opción que tenemos y deberíamos empezar ya a ponernos manos a la obra.
Te dejo, Coronavirus, que tengo que aplaudir a los sanitarios; sí, esos que por tu culpa arriesgan día a día sus vidas para salvar las de los demás. Pero mejor sería que nos dejes tú, en paz, de una vez.
¿Te ha quedado claro ?

Articulo publicado el 26 de Abril aqui

Share this post

Back to Blog